Beneficios de estudiar el idioma alemán

Existen muchos motivos para estudiar el idioma alemán, sin embargo debes comprender que es un país con grandes proyectos comerciales y que no sólo debes aprender el idioma sino sus costumbres, encajar en una sociedad distinta a la nativa no es cosa de cualquier persona, hay quienes terminan sin ceder de ninguna forma a encajar, por lo cual debes acompañar este necesario estudio con una investigación, aunque sea superficial, sobre la actualidad nacional e internacional del país bávaro.

            Alemania es uno de los países más prósperos del mundo.

Como miembro de la organización del atlántico norte (OTAN), uno de los países con historias tan profundas que han enriquecido su cultura a un nivel inimaginado desde las épocas post segunda guerra mundial, luego de que se llevara a cabo en sus tierras los Juicios de Nuremberg, en el palacio de justicia de la ciudad de Nuremberg, donde se juzgaron a los criminales nazis por las atrocidades cometidas durante la guerra. Estudiar el idioma alemán te va a permitir acceder a esta nación excepcional, de gente muy cálida, a pesar de su clima frío, con un sistema comercial bastante interesante para los inversionistas extranjeros, está de más aclarar que una de las mayores empresas, dedicadas al calzado deportivo (por sólo mencionar una), es de naturaleza alemana, estamos seguros que has escuchado hablar sobre Adidas.

Estudiar alemán te va a abrir las puertas también en el ámbito de las relaciones internacionales, puesto que, aunque no forma parte de los cinco idiomas oficiales de la organización de las Naciones Unidas, sí es muy utilizado en organismos supra nacionales de naturaleza regional, como lo es la Unión Europea y sus organismos subsidiarios y variantes, incluyendo el Consejo Europeo y la Comisión europea, sin mencionar la importancia geoestratégica que posee la nación alemana.

Máster en asesoría laboral

El mercado laboral se encuentra en un proceso dinámico que involucra cambios de paradigmas, introducción en el proceso tecnológico y adecuación de perfiles profesionales. El máster en asesoría laboral permite obtener el conocimiento en materia jurídica de todo lo referente a contrataciones, prestaciones, normativas de la empresa con el trabajador y viceversa, prestaciones sociales, derechos y obligaciones de los trabajadores, seguridad y aprendizaje sobre el proceso de elaboración de contratos que cumplan con las normativas jurídicas.

Este máster es una interesante apuesta laboral para los profesionales del derecho, administración de empresas y ciencias económicas por lo conflictiva que está la relación laboral en todo el mundo. El asesor laboral busca un equilibrio entre el bienestar de la empresa (económico y social) y del trabajador para evitar situaciones extremas como el despido o los conflictos internos con el personal.

Ventajas

La responsabilidad de un asesor laboral es grande, pero con las herramientas adecuadas y la capacitación se logrará la resolución de cualquier conflicto o se mediará la situación. Otros procesos a tratar en este máster abarcan la selección de personal, planes de previsión, pensión, cotizaciones, planificación de nómina, mediación con sindicatos, huelgas y protestas, así como responsabilidad social e indemnizaciones en casos de accidentes en el lugar de trabajo.

Aslegal Abogados ofrece entre su oferta de formación del máster en asesoría laboral así como otros que buscan el óptimo desarrollo del profesional del derecho en las áreas de su conveniencia. Para información sobre los servicios de Aslegal así como el proceso de formación visita la web personal http://www.aslegal.es

 

Conoce lo referente a selección de personal, nuevos perfiles, nuevos esquemas en el mundo laboral y una visión local y global de los procesos de búsqueda y contratación de personal. Visualízate en este interesante campo, infórmate a través de Aslegal y atrévete a formarte como asesor laboral.

Formación Universitaria Opiniones

Diez puntos a tener en cuenta antes de elegir una carrera

La oferta educativa es cada vez mayor, en concordancia con la especialización cada vez más marcada en el mercado laboral. Por ello es importante que cada estudiante tenga presente esta variedad de opciones a la hora de buscar el rumbo de su formación universitaria.

Para ello te podemos darte al menos tres consejos para saber qué hacer: conócete a ti mismo, saber las posibilidades de ingreso que te ofrece cada carrera y valorar lo que te pueden ofrecer.

  1. Fortalezas y debilidades:

Debes saber para qué eres bueno y para qué eres malo, con esta información elemental puedes guiarte. Ya estudiar es bastante difícil como para meterte en una carrera que no te llama la atención y en la que no tienes ningún talento.

  1. Intereses y aficiones:

Aparte del talento, debes buscar que tu formación universitaria vaya de la mano con tus gustos personales.

  1. Haz un test de evaluación:

Muchas instituciones realizan exámenes especializados para saber cuáles son las opciones profesionales que son más compatibles contigo.

  1. Ve más allá de los nombres de la carrera:

No te dejes sorprender por los nombres rimbombantes de las carreras o los nombres de las universidades que las ofrecen. Debes bucear más allá y buscar las áreas de estudio y las materias que ofrece.

  1. Consulta a un orientador:

La mayoría de los colegios cuentan con un orientador profesional o alguien que te puede guiar sobre el mundo de posibilidades profesionales que se abren paso una vez terminada la educación media. No tengas miedo de pedir su opinión, te pueden dar opinión vital.

  1. Busca la instituciones que se especializan las carreras que buscas

Por lo general dos universidades distintas imparten las mismas carreras de forma diferente. El cuerpo docente, la pedagogía y las materias tienden a cambiar. Infórmate cuál es la ideal para estudiar lo que quieres.

  1. No atiendas a las modas:

Aunque parezca una tontería, muchas personas eligen su carrera profesional en base a modas o tendencias. Muchos periodistas, abogados o médicos se decantan por esa rama de estudio por la influencia de series de televisión o películas. No dejes que te afecte la moda, busca una carrera que se apegué a tus intereses.

  1. Dificultad y duración:

Es importante saber cuánto tiempo vas a invertir estudiando. No es lo mismo 2 años y una pasantía que 4 o 5 años más un trabajo de grado.

  1. Idiomas:

En el mercado laboral actual es un aspecto de vital importancia. La globalización ha obligado a los profesionales a intentar superar la barrera del idioma, por lo que es importante que en la universidad se te ofrezca como una asignatura más el estudio del inglés.

  1. Salidas profesionales:

Ahora es momento que aterricemos y pongamos los pies en la tierra. Una vez tengamos toda la información sobre lo que quieres hacer, sobre la universidad que ofrece ese programa de formación y las posibilidades de ingreso, debes hacerte la siguiente pregunta ¿qué salida profesional tiene este campo? De nada sirve tener un doctorado en una carrera que nadie ha de solicitar.

http://aformacionuniversitaria.tumblr.com/
http://delicious.com/funiversitaria
http://www.meetup.com/members/201239148/
http://www.tagged.com/formacion_universitaria
https://ask.fm/universitaria_
https:[email protected]_universitaria
https://myspace.com/universitaria_
https://storify.com/universitaria
https://twitter.com/universitaria_
https://vine.co/u/1319662256316919808
https://www.diigo.com/profile/universitaria_
https://www.facebook.com/Formacion-Universitaria-536342393193418/?skip_nax_wizard=true
https:[email protected]/
https://www.pinterest.com/funiversitaria/
https://www.wattpad.com/user/universitaria_
http://online.uprrp.edu/blog/index.php?entryid=3608
http://www.holacantabria.es/2016/03/formacion-universitaria-opiniones-2016.html
http://xasa.es/opiniones-formacion-universitaria/

Cómo formar un grupo de estudios en la universidad

 

Estudiar resulta tedioso y complicado cuando no somos capaces de realizar dicha tarea por cuenta propia. Y es que no todos tenemos la voluntad para sentarnos durante horas a leer, investigar, resolver, analizar y memorizar una clase. Muchas veces, dejamos el cuaderno de lado por no querer estudiar solo. Claro, uno de los factores principales de ésta razón es que necesitamos la perspectiva de otra persona. Por ello, trabajar en grupo te permite compartir una lluvia de ideas que por sí solo es difícil realizar. Y por esa razón que los profesores incitan a los estudiantes a formar grupos para realizar talleres o trabajos, con el fin de garantizar que el estudiante tenga la habilidad de desenvolverse en un grupo de personas. No obstante, no todos tenemos el talento para saber cuándo tener la iniciativa de buscar un grupo. En este artículo te diremos cómo forma un grupo de estudio en la universidad:

 

1.- Busca a las personas: Suena tonto, pero es el primer paso para lograrlo. El grupo se conforma de personas y si es tu primer día –y no conoces a nadie– lo mejor que debes hacer es romper el hielo y entablar conversación con las personas que tengas a tu lado. Si no sabes que decirle, empieza con presentarte y sugerir la idea de formar un grupo para estudiar el tema dado. De esa forma, hay grandes posibilidades que la persona le diga a otras y puedan formar un grupo.

2.- Asegúrate que las personas del grupo tengan la misma misión que tienes tú: De nada te va a servir si las otras personas del grupo sólo quieren reunirse para hablar de cualquier tema que no esté relacionado con la materia, porque implicará que pierdas tiempo y no puedas estudiar.

3.- Compartan datos de contacto: Si no tienes cómo comunicarte con ellos, nunca podrán planificar las reuniones. Así que comparte tu número telefónico, email o cuentas por redes sociales.

4.- Planifiquen los horarios de estudias: No todos tendrán el mismo tiempo disponible que tienes tú, por ello deben planificar –entre todos– un día y una hora específica para que puedan asistir todos.

5.- No dudes en poner tu opinión sobre la mesa: La idea de formar un grupo es que puedan compartir ideas, tips y sugerencias para garantizar que puedan manejar la materia. Por ello, si te mantienes callado, quedarás cómo un simple espectador. Atrévete a hacer preguntas, dar tu opinión y corregir cuando sea necesario.