TIPOS DE CANTOS

 

 

Muchos de nosotros, cuando estamos niños soñamos con poder cantar, sueño que en la mayoría de los casos desaparece en la etapa de la pubertad y pasa a ser un don maravilloso de unos cuantos seres humanos. Pero inclusive ellos tienen que identificar cual es el tipo de canto que le favorece, cuál es su tipo de voz, como debe ejercitarla y sobre todo cuidarla.

Entre los diferentes tipos de canto, podemos encontrar es el Canto Gutural; este se caracteriza por tener sonidos graves y desgarradores, similares a los producidos por algunos animales.
También encontramos al Canto Lírico, el cual es el conjunto técnicas vocales, que un artista realizar para interpretar una canción, cualquiera que esta sea, para entrar a esta modalidad de canto, el artista debe estudiar y a la vez trabajar su voz entre cinco y ocho años por lo menos; en la actualidad reconocemos el canto lirico como la música clásica.

 

Otra clase es el Canto Popular, es allí donde convergen los dos tipos de canto dando origen a la mayor parte de la música que se escucha en la actualidad, normalmente las piezas armónicas que representan este género naciente, vienen cargadas de costumbres autóctonas de la región, que en la mayorías de los casos es de donde es oriundo el compositor o el cata autor.

 

Sin embargo, es allí donde se genera mucha de la música de consumo o comercial, debido a que se aglutina en este género la mayor cantidad de escuchas posibles, facilitando la labor de comercialización y divulgación de las nuevas canciones día tras día.

 

Como resistencia al proceso de desaparición del canto lirico, las instituciones como La iglesia católica, emisoras públicas de Europa y otros continentes, se han puesto en la tarea durante las últimas décadas de difundir, con mayor frecuencia las piezas musicales más representativas de este canto, para cautivar a los jóvenes y masificar el conocimiento de este tipo de canto.

 

Esta situación se convierte en la posibilidad que tienes como ser humano, de asistir a la ópera o al concierto de tu cantante favorito, y la recomendación que te podemos hacer en ambas situaciones, es que lo lleves a cabo, ya que las dos son experiencias inolvidables y únicas, pero sobre todo enriquecerán tu vida.

 

Texto Via: elalmaden.com

 

Técnico en instalaciones eléctricas y automáticas

 

¿Para qué sirven estos estudios?

Mediante la realización de estos estudios se adquiere el nivel necesario para montar, explotar y mantener líneas e instalaciones de distribución de electricidad de baja a media tensión y el mantenimiento de centros de transformación, instalaciones singulares y de automatización de edificios. También se realiza el montaje de equipos electrotécnicos de energía eléctrica y de protección de máquinas y se hace el preventivo de las mismas.

Debemos tener en cuenta que esta información puede variar según la zona territorial en la que nos encontremos, ya que cada comunidad aplica sus normas y directrices…

 

Salidas profesionales:

El cursa esta clase de estudios nos permite ser instalador de líneas eléctricas, montador de centros de producción eléctrica, electricista general, instalador electricista de edificios, electricista industrial, montador de cuadros eléctricos, bobinador, instalador de equipos electrónicos a edificios, etc.

 

Funciones y actividades:

Dependiendo del tipo de empresa donde desempeñaremos las tareas de trabajo, podemos realizar el mantenimiento de líneas eléctricas, de distribución en MT y BT, de instalación de electrificación y de instalaciones singulares, y de automatización en edificios. También puede realizar pequeños proyectos o realizar el mantenimiento de máquinas eléctricas, estáticas o rotativas y la construcción de cuadros y equipos electrotécnicos.

 

Perspectivas laborales:

En la sociedad en la que vivimos hoy en día, la tecnología va cobrando una importancia indiscutible y se va haciendo necesaria en la mayoría de los ámbitos de trabajo. Esto hace que exista una gran demanda de técnicos en estas ramas de electricidad y electrónica.

 

Mas info en: http://institutointer.com/electricidad/ciclo-medio-instalaciones-electricas-y-automaticas

Qué hay que estudiar para ser Auxiliar de Enfermería

 

 

Con respecto a este tema suele haber confusiones, sobre las competencias y los estudios que debemos realizar, como por ejemplo el de Enfermero y el de Auxiliar de Enfermería, por eso vamos a disipar todas las dudas.

 

¿Qué hay que estudiar para ser Auxiliar de Enfermería?

Para empezar los primeros pasos que debemos dar para escoger esta profesión, primero es necesario realizar ciclo medio de Formación Profesional. Se trata de prepararse para las oposiciones que reglan el acceso a las plazas en caso de instituciones públicas o las pruebas selectivas para las empresas privadas. Lo más importante es asegurarse que el curso sea homologado y que entreguen un título oficial.

 

¿Quién puede acceder a esta formación?

Toda aquella persona que haya obtenido un título de educación secundaria o equivalente, como el Bachillerato Unificado Polivalente (Bup), o mediante las pruebas para acceder al ciclo formativo de grado medio.

 

Las funciones del Auxiliar de Enfermería:

Un Auxiliar de Enfermería debe desempeñar tareas de cuidados al paciente y depende directamente de la enfermera/o. las funciones por lo general son:

  •     Preparación de las camas para los enfermos
  •     Distribución de las comidas del día
  •     Limpieza y aseo de los pacientes
  •     Administración de los medicamentos
  •     Recogida de datos termométricos
  •     Colaboración con los servicios de lavandería
  •     Recogida, limpieza de material instrumental de diferentes tipos
  •     Ayuda a los enfermos en los movimientos y los desplazamientos
  •     Atención a pacientes en estado de embarazo

Mas info en: http://institutointer.com/enfermeria/ciclo-medio-cuidados-auxiliares-de-enfermeria/

Descubre el placer femenino

Un hombre, cuando es joven, no se preocupa demasiado en dar placer a la mujer, más que nada porque su fogosidad a menudo le puede demasiado y eso hace que sea imposible pensar en otra cosa. Sin embargo, cuando ya tiene cierta edad, está más calmado y observa a una mujer, se da cuenta de que ésta tiene ciertas partes en las que es más sensible, las llamadas zonas erógenas.

A lo mejor has leído en internet o en libros sobre ellas, lo has comentado con otras personas, has puesto en común esas zonas… Lo cierto es que cada mujer es diferente y tiene puntos erógenos diferentes. Hay mujeres que sienten placer al estimular sus pechos y otras que no sienten nada, pero sin embargo se ponen a cien si las besas en el cuello, o en el lóbulo de la oreja.

Ahora bien, casi todas las mujeres tienen unos puntos determinados donde deben sentir placer, salvo casos esporádicos. Se les llaman con algunas iniciales y éstos son:

El punto G. Es el más conocido y se sitúa cerca de la entrada de la vagina. Es un punto no demasiado fácil de encontrar, a muchas mujeres les resulta difícil hacerlo y para los hombres tampoco es fácil.

El punto K. Se encuentra al final de la vagina y solo se accede a él en determinadas ocasiones.

El punto A. Está entre el punto G y el cuello de la vagina y puede causarte tener orgasmos múltiples.

El punto U. Entre el clítoris y el principio de la vagina. Es difícil de manejar porque tienes que estimularlo bastante, pero al final consigues un buen orgasmo.

El clítoris. No podíamos olvidarnos de este porque también es importante y, si bien no todas las mujeres son capaces de tener un orgasmo solo estimulando el clítoris, sí te producirá momentos de placer.