Hotel barato centro Madrid

 

Normalmente las frase “hotel centro Madrid” relacionada con la palabra “barato” no van de la mano, pero en parte gracias a la nueva era tecnológica que está viviendo el mundo entero cualquier viajero puede usar Internet para encontrar los mejores chollos de hotel barato centro Madrid para no solamente pasar un simple fin de semana en la capital sino para disfrutar de una experiencia inolvidable en un hotel de referencia al precio de un hotel de la periferia.

¿Y qué tipo de ventajas ofrece un hotel en pleno centro de Madrid? Partiendo de la base de que todos los lugares turísticos de esta ciudad se encuentran en el casco urbano, lo cierto es que el hecho de alojarse en el centro permite tener a un par de pasos todos los lugares interesantes al mismo tiempo que se dispone de los mejores medios de transporte público para llegar a aquellos lugares que se encuentren más lejos (el metro de Madrid es uno de los mejores del mundo entero, y prácticamente llega a todas las zonas importantes de la capital; por un par de euros es posible pasar toda la tarde viajando de una punta de Madrid a otra).

Así que en definitiva a la hora de planear un viaje a la capital –ya sea una escapada de fin de semana o un viaje de un par de semanas- hay que tratar de quedarse con aquellos alojamientos que mejor ubicados estén, ya que la diferencia de precio respecto a los hoteles de la periferia no es tan significativa como para descartar directamente estos hoteles céntricos. Además, al alojarse en el centro uno puede ahorrarse bastante dinero que en otro caso tendría que gastarse en taxis para viajar de un sitio turístico a otro.

Hoteles para discapacitados Madrid

 

La principal ventaja de los hoteles preparados para personas con alguna discapacidad es que permiten que estas personas puedan disfrutar de su viaje exactamente igual que lo haría todo el resto del mundo; los hoteles para discapacitados en Madrid si bien no abundan en exceso, los pocos que hay sí cumplen con todas las normativas para facilitar el acceso y el alojamiento a las personas discapacitadas que tienen exactamente el mismo derecho de disfrutar de la capital de España que cualquier otra persona.

Este tipo de hoteles están completamente adaptados para las personas que tengan cualquier discapacidad, y dicha adaptación se reduce únicamente a unas instalaciones seguras para pasear por el hotel con la tranquilidad de poder acceder a cualquier sitio sin problemas, sino que además el personal del hotel está especialmente entrenado para atender en todo momento las necesidades que puedan tener las personas discapacitadas; de esta forma, las personas discapacitadas pueden moverse libremente por el hotel sin necesidad de que sus familiares tengan que estar en todo momento preocupados de si encontrarán algún problema en las instalaciones.

Además, Madrid es una ciudad moderna que se caracteriza por estar preparada también para los discapacitados, ya que como se puede apreciar en sitios tan conocidos como por ejemplo el Museo del Prado la existencia de accesos para minusválidos es bastante abundante de forma que cualquier persona con alguna discapacidad puede visitar el museo en solitario sin estar necesariamente acompañada de algún tutor.

En resumen, Madrid es una ciudad abierta a todo el mundo, de forma que cualquier persona puede tener la oportunidad de visitar una de las ciudades más bonitas del mundo con seguridad y tranquilidad. Eso es algo que no ocurre en otras grandes ciudades europeas, las cuales olvidan este tipo de detalles y por ende no consiguen triunfar en el mercado turístico.

Hotel en Orihuela

 

La ciudad de Orihuela pertenece al municipio de Alicante y destaca principalmente por su enorme variedad en lo que a paisajes se refiere. Muchas personas reservan un hotel en Orihuela para disfrutar de dos tipos de paisajes: por un lado la playa de Alicante que tantos turistas atrae cada año y, por otro lado, el paisaje de montañas al más puro estilo de una isla perdida del Caribe que crea un ambiente realmente agradable y muy recomendado para pasar unas vacaciones de verano mezclando dos estilos tan diferentes como lo son el campo y la playa.

Pero al contrario de lo que pueda parecer Orihuela no es que sea precisamente una ciudad pequeña, y es más, con sus 90087 habitantes censados en el año 2012 esta ciudad se convierte en uno de los destinos más atractivos para todo aquel que desee estar cerca de Alicante –a 52 kilómetros exactamente- sin renunciar a los paisajes que puede ofrecer una ciudad tan bonita como lo es Orihuela.

Y es que esta ciudad incluso protagoniza un pequeño trozo de la historia de España, siendo el lugar de nacimiento de poetas tan grandes como Miguel Hernández, quien en su momento ya dedicó unas líneas a estas tierras que tanto amaba.

Lejos de estar completamente aislada del mar, Orihuela tiene también sus propias playas, que aunque no lleguen al nivel de las de Alicante lo cierto es que son más que suficientes para pegarse un chapuzón de vez en cuando con la posibilidad de viajar al norte en cualquier momento gracias a la buena comunicación por carretera existente en toda la provincia. Así que, en resumen, Orihuela es el destino de vacaciones ideal para las personas que quieren escapar de las playas repletas de turistas sin renunciar tampoco a la magia que esta provincia ofrece cada verano.

Hotel barato Madrid

 

Hoy en día a la hora de viajar, ya sea por Semana Santa o directamente en verano, hay que mirar muy bien el bolsillo dado que no están los tiempos como para andar dilapidando el dinero de la familia en viajes que hace cinco o seis años sí hubieran sido recibidos con los brazos abiertos; un buen hotel barato en Madrid tiene que ser suficiente para todos aquellos que no quieren renunciar a viajar pero que no se pueden permitir costear el precio de un hotel lujoso ubicado en plena Gran Vía.

Este tipo de hoteles económicos para nada son tal y como la gente se los puede llegar a imaginar; lejos de tratarse edificios en ruinas al más puro estilo de las películas americanas, lo cierto es que este tipo de alojamientos son simplemente lugares en los que el turista únicamente tiene la intención de dormir sin requerir lujos como un servicio de atención las 24 horas del día o un servicio de desayuno, comida y cena que perfectamente puede llevarse a cabo en alguno de los miles de restaurantes que hay por Madrid.

De esta forma, viajar y ahorrar van de la mano. Lo que antes era impensable debido a los altos costes de cualquier medio de transporte hoy en día ya es una realidad dando la oportunidad de viajar a cualquier persona sea de la clase social que sea. Comprando el billete en la fecha indicada, haciendo la reserva con anticipación y reservando el hotel en Madrid en un lugar no demasiado turístico es posible pasar todas las vacaciones de verano disfrutando de la belleza de la capital de España sin necesariamente gastar miles y miles de euros en el intento; sino que se lo digan a todas las familias que son capaces de viajar por muy poco dinero siendo cuatro o cinco miembros en el hogar.