Cómo congelar pescados y mariscos

Congelar pescados y mariscos es necesario para evitar que estos se descompongan. Acudir a congelar este tipo de alimentos ayuda a que tanto pescados como mariscos puedan conservarse por muchos meses sin perder su sabor, así como la calidad y sus propiedades nutricionales.

 

Características como el sabor, el aroma y la textura de los pescados y mariscos, son condiciones que pueden preservarse de congelar de manera correcta estos alimentos del mar. Aprender cómo congelar pescados y mariscos es necesario para poder disfrutar de pescados y mariscos en buen estado y evitar cualquier tipo de inconveniente a la hora de ingerirlos.

Aspectos a considerar para congelar pescados y mariscos

Tomar en cuenta la calidad del pescado y de los mariscos es importante, por esto antes de congelarlos debe buscar pescados y mariscos frescos. La calidad de estos va a mejorar si el tiempo que ha transcurrido desde el momento de la pesca hasta la congelación es breve.

Lo mejor es acudir a congelar en una temperatura entre 0 a 5ºC en las primeras 2 horas para luego mantener el pescado congelado a -20ºC hasta que se congele completamente y luego reducir temperatura a -25ºC.

Congelar pescado

Para congelar pescados debe lavar correctamente el pescado y retirar las vísceras del pescado, esto evitará que el mismo se descomponga fácilmente.

Antes de congelar el pescado, debe estar seco, por lo que una vez que lave el pescado y lo limpie bien, debe secarlo para evitar que este se dañe.

Congelar mariscos

Un grupo de mariscos como los camarones así como la centolla y las nécoras deben congelarse cocidas, mientras que las almejas deben congelarse crudas.

Así que es importante tomar en cuenta qué tipo de marisco desea congelar para saber si debe cocinarlos o refrigerarlos sin haberlos cocinado.

 

Mas info en