Consejos para ahorrar calefacción

 

En los países donde el invierno es bastante fuerte, es imprescindible contar con una casa con sistema de calefacción. El problema es que aunque se usa solo unos meses al año, supone un gasto monetario bastante alto ya que cualquiera de los sistemas que se usen, bien sea eléctrico, gas o pellets, son bastantes costosos. Si no quieres que tus facturas durante el invierno sean demasiado altas, puedes emplear algunos consejos y ahorrar un poco de dinero en calefacción.

Cerrar habitaciones

En invierno el sol sale unas cuantas horas, y aunque se retira mucho antes que el resto del año, puede que durante ese poco tiempo haya podido calentar un poco algunas habitaciones de la casa. Apenas empiece a atardecer, lo mejor es cerrar todas las puertas y persianas, así la temperatura acumulada se mantiene por más tiempo y no necesitas encender la calefacción tan pronto.

Apagar radiadores que no se usen

Si son pocas personas en una casa bastante grande, lo mejor es apagar los radiadores que no se necesiten. Manténganse por la noche solo en algunas habitaciones de la casa, así pueden ahorrar mucho, y cuando reciban algún invitado solo tienen que prenderlo nuevamente.

Purgar radiadores

Los radiadores de la calefacción deben purgarse al menos una vez al año, con esto no solo van a funcionar mucho mejor, sino que consumirán menos energía y se conservarán en buen estado por mucho más tiempo. Mientras menos energía, la factura será menor.

Favorecer la salida del calor

No tapes la salida de calor de los radiadores, es lógico que muchas veces se usen para secar algo de ropa, pero evitar la correcta salida del calor del radiador hace que el cuarto se caliente en mayor tiempo. Si favoreces la salida del aire caliente la habitación rápidamente estará con la temperatura deseada.