Hasta que la muerte los separe o hasta que el juez los divorcie.

divorcios alcorcón

Nadie se casa con la idea de divorciarse (al menos la gran mayoría), pero el hecho es que ocurre.

Para divorciarse en casi todos los países se requiere los servicios de un abogado quien realiza los trámites ante los tribunales competentes.

Un divorcio, por más civilizado que sea, siempre lleva consigo dificultades y resulta en cualquier caso poco agradable.

El divorcio de mutuo acuerdo es aquel en que ambas partes solicitan al tribunal la disolución del matrimonio. Este es el tipo de divorcio menos traumático. Suele ser rápido dentro de los lapsos y condiciones particulares de cada legislación, pero en líneas general acaba bien.

El divorcio contencioso es aquel en que solo una de las partes presenta la solicitud de divorcio. Como supondrás, suele convertirse en un verdadero vía crucis, entre el gasto de los abogados, los tramites y el tiempo en que se aprueba la sentencia.

En estos casos, la parte demandante debe alegar que tiene suficientes y comprobados motivos para que el juez apruebe su solicitud, de acuerdo a las causas contempladas en la ley.

El adulterio es una de las causas validas en muchas partes del mundo, lo que varía es como se demuestra. En países como Venezuela para alegar adulterio debe encontrarse a la pareja en pleno acto sexual y además con testigos. La verdad un poco difícil de lograr, pero es lo que pide la ley si deseas demandar por adulterio.

El abandono voluntario del hogar, es otra de las causas más comunes. Debe demostrarse que el cónyuge dejo el hogar y que tiempo tiene fuera de él.

Los documentos básicos para el trámite del divorcio son el certificado de matrimonio y la partida de nacimiento de los hijos (si lo hay).