NUESTRO TRABAJO HABLA MUCHO DE NOSOTROS

La oficina es, a día de hoy, una segunda casa para mucho de nosotros. Al igual que en nuestro hogar, buscamos sacar el máximo rendimiento al espacio creando un lugar cómodo donde podamos trabajar a gusto.

Buscando un equilibrio entre la funcionalidad y la comodidad, nuestro lugar de trabajo puede decir mucho de nosotros y de nuestra manera de trabajar. Todo en nuestra profesión muestra una imagen de nosotros, tanto como empresa y como trabajador.

Nuestra oficina habla mucho de nosotros

mesa de reuniones

En una empresa todo comunica. Nuestras mesas de oficina y nuestro lugar de trabajo son extensiones de lo que llevamos en nuestro interior y de la historia y el carácter de la empresa. Permite a la gente saber qué vendemos, creando una “imagen mental” de nuestro negocio.

A diferencia de lo que muchos creen, la “Imagen Corporativa” no se limita al logotipo de la empresa. Una compañía no es solo lo que ofrece sino también lo que percibe la gente de ella.

El tipo de muebles que utilizamos, la colocación de las mesas, tener espacios abiertos o cerrados… todo ello es una carta de presentación no escrita de nuestro negocio. A través de nuestras oficinas, siempre comunicamos.

Buscar el equilibrio perfecto entre comodidad y funcionalidad nos ayudará a mejorar nuestra empresa, creando un ambiente de trabajo cómodo y relajado y rompiendo las barreras existentes entre jefes y trabajadores.

Los tiempos cambian

Los tiempos cambian y con ellos la mentalidad de la gente. Las oficinas y los espacios de trabajo son el fiel reflejo de ello: hemos ido rompiendo las paredes que definían nuestro puesto individual y aislado para ir creando espacios abiertos y zonas comunes que van cobrando protagonismo.

La búsqueda de espacios colaborativos nos ayudarán a crear un sentimiento de equipo, sentimiento que nos conduce a una mejor productividad, interacción y creatividad. La motivación del equipo es fundamental para la empresa y demuestra que los trabajadores rinden más cuando más cómodos se sienten en su oficina.

La oficina se ha convertido en nuestra segunda casa. Aquí pasamos gran parte de nuestra vida: es un espacio de trabajo pero también de convivencia. Fomentar una cultura de empresa nos ayudará dar lo mejor de nosotros mismos en nuestro negocio.

Cada empresa responde a unas necesidades diferentes, y para ello es vital estudiar y adaptar la oficina al trabajo: Los muebles de oficina cada día están más integrados en nuestro trabajo y nuestras necesidades profesionales.

Muchas veces la primera impresión es determinante para hacernos una idea. Las personas necesitamos hacer evaluaciones instantáneas para tomar decisiones al momento. Una buena imagen nos ayudará a crear una buena impresión y, por tanto, a transmitir un buen mensaje sobre nuestra empresa.