REGALOS ORIGINALES

pisos de caucho 1En muchas ocasiones, cuando tenemos que hacer algún regalo a alguien tenemos que estrujarnos la cabeza para conseguir acertar, teniendo en cuenta cuáles son los gustos y las costumbres de quien recibirá nuestro regalo, asegurándonos de que este no se repita o que otra persona se nos adelante y realice el mismo regalo o alguno parecido.

Esto suele ocurrir con mucha más frecuencia con los adultos, mientras que con los niños el asunto suele ser más sencillos a medida que este sea de menor edad. Con los niños es muy fácil acertar, pues con llevar una bolsas llena de pelotas de plástico o una de esas bolsas de piezas gigantes que parecen puzzles y con los que se puede montar todo un pisos para juegos infantiles que permita hacer un espacio donde jugar cómodamente, y posteriormente cuando hayan terminado de jugar, volver a desmontarlo todo y guardarlo sin necesidad de ocupar una gran espacio.

La pregunta es: ¿Por qué a medida que vamos creciendo nos vamos haciendo más exigentes? ¿No podríamos seguir siendo como niños y conformarnos más bien con las cosas más sencillas? Seguro que si lo hiciéramos así, nos daríamos cuenta de que en realidad necesitamos muchas menos cosas de las que pensamos.