Reparación de fachadas y muros

Nuestra casa siempre es víctima de la naturaleza. Y es inevitable, ya sea por una estación en la cual se propician las lluvias, o un clima alterado. Pero las lluvias o el exceso de humedad no sólo afectan los exteriores, sino que penetran y también deja huella en las paredes de las habitaciones que conforman nuestra vivienda. Aparecerán manchas, zonas descascaradas, o algo similar. Esto se produce porque el agua penetra el ladrillo hacia a la superficie interna, que se manifiestan de las formas antes mencionadas.

Arquitectura, Fachada, Escaleras, Escalera, Ventanas

Para solucionar ese tipo de problemas, lo primero será limpiar las manchas, retirar la pintura descascarada, o cualquier forma de anormalidad presente en la pared, luego deberá aplicar un impermeabilizante invisible, esto lo realizará usando una brocha, teniendo la seguridad de no omitir ningún espacio, ni excederse en la cantidad al momento de aplicar el producto.

 

En el caso de exteriores, dígase fachadas, el proceso es más largo dado que son éstas las que deben soportar más, y proteger de ese modo el paso de humedad al interior de su hogar. Lo primero será usar una espátula para retirar la pintura dañada y las capas necesarias que se hayan visto involucradas gravemente. Después habrá de retirar los residuos de pintura y polvo que aún queden en la superficie, esto es muy importante para que luego la pintura u otro producto que se aplique se aferren óptimamente.

 

Finalmente, tiene que aplicar fijador con un rodillo en las zonas donde se haya retirado la pintura, y dejar secar aproximadamente por un lapso se cuatro horas. Luego de lo cual, aplicará un revestimiento rugoso, éste demorará en secar en promedio un día. Por último, tiene que aplicar dos o más capas de pintura especial para exteriores, y dejará secar de siete a ocho horas entre capa. Siguiendo esos pasos podrá restaurar sus muros y fachada.

Más info en https://www.proyectoencurso.es/